La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

5.12.14

Landays

Publicado en La Razón, Tampico, Tamaulipas, noviembre de 2014.

Quiero compartir un maravilloso movimiento literario que he conocido gracias a la intensa labor que realiza Silvia Favaretto, escritora, editora y promotora cultural italiana, a quien recientemente tuve la dicha de conocer a través del bendito Internet. Entre diversos proyectos, Silvia coordina la publicación virtual Rivista di Poesía7Lune, promueve y traduce al italiano la obra de poetas latinoamericanos contemporáneos y es parte activa de una lucha fervorosa de la mujeres contra la sumisión y el maltrato a través de la palabra poética.

En Afganistán la palabra insumisa ha encontrado su cauce en el “landay” (en lengua pashtu: pequeña serpiente venenosa), un poema de dos versos que hacen un total de 22 sílabas. Esta singular forma poética tiene su origen en la tradición oral afgana y a menudo ha sido divulgada de manera anónima. En la antigüedad la temática abarcaba la guerra, el amor, la separación y el dolor; actualmente el landay ha sido tomado como estandarte de rebelión de las mujeres pashtu –alrededor de 21 millones de mujeres que viven en la frontera entre Afganistán y Pakistán–, que usualmente no leen ni escriben pero han encontrado en esta forma oral la oportunidad de liberar sus pensamientos del yugo ejercido por los varones de su comunidad.

La pasión, el deseo, la venganza, el arrojo… sentimientos densos se aprietan en dos líneas. Arriesgando la vida –y, precisamente, por amor a la vida–, en un contexto donde no sólo tienen prohibido escribir poemas, sino aprender a leer, muchas mujeres afganas usan el landay para fortalecerse entre ellas y denunciar ante el mundo los abusos a los que son sometidas. Si sus esposos o hermanos se dan cuenta son severamente castigadas, como fue el caso de la poeta mártir Nadia Anjuman, asesinada a golpes por su marido en 2005. Ha sido tal la fuerza de estos poemas que, de a poco, han rebasado fronteras y cada vez son más las mujeres que se solidarizan divulgando e incluso escribiendo landays.  

A través de su revista literaria, Silvia Favaretto ha convocado a las mujeres poetas hispanoamericanas que gusten unir su voz a esta causa. 

Aquí un Landay afgano:

En mi sueño, era la presidenta.
Cuando desperté, era la mendiga del mundo

Y de Hispanoamérica, Lourdes Soto expresa:

“¡No eres poeta!”, dice Él
mientras busca entender la palabra mujer


Clic para leer el artículo escrito por Silvia Favaretto, del que tomé esta información.

1 comentario:

  1. GRACIAS Marisol: MAR y SOL POR TAN ILUSTRADORAS PALABRAS...

    ResponderEliminar