La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

18.11.10

Sueño 1

Estoy muerta. Fui arrollada por un auto, junto a un pequeño niño. Estamos en el Infierno. Es un lugar sin paredes sin suelo sin techo.
Nada.
El chiquillo no hace más que lamerse las manos como si las tuviera untadas de caramelo. Flotamos. Hay silencio y un viento fresco.
Veo venir hacia mí a una mujer descarnada, vestida con una tela transparente.
Pienso, Así que esto es estar muerta, lo imaginaba más terrible. Una voz me dice que ahora mi tarea consistirá en atormentar a los vivos.
.
soñado un 18 de febrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario