La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

22.7.11

Tamtoc, el lugar de las nubes de agua

Publicado en La Razón. Tampico, Tamaulipas. Martes 19 de julio de 2011.
.
Recuerdo mis años en la escuela primaria, allá en los ochenta, cuando veíamos el tema de las civilizaciones mesoamericanas, la cultura huasteca se mencionaba como de pasadita. ¿A cuál de mis profesores se le hubiese ocurrido compararla con la de los mayas o los aztecas? Si bien durante el siglo XX se reivindicaron muchos de nuestros legados indígenas, la vasta región multicultural llamada Huasteca tendría que esperar el siglo XXI para comenzar a figurar entre las principales áreas de interés de los arqueólogos.

Numerosas zonas huastecas han sido objeto de investigación a lo largo de las décadas, como es el caso de la pirámide de Las Flores (ubicada en la colonia de este nombre en la ciudad de Tampico); Castillo de Teayo, en el estado de Veracruz o Tamohi, en el rancho “El Consuelo” de Tamuín, S.L.P. Sin embargo, fue hasta que se comenzó a explorar a fondo la ciudad de Tamtoc cuando verdaderamente se dirigieron las miradas hacia el Tének Bíchou (“país serpiente” en lengua tének).

Tamtoc, en la antigüedad Tamtocow (“El lugar de las nubes de agua”), es uno de esos espacios en los que todo parece posible. Ciudad en la que danzan resplandores de piedra. Asentada cerca del río Tampaón, en la huasteca potosina, es vecina de otro gran centro: Tamohi (“Lugar de efervescencia”); habitada desde el año 600 a.C. y abandonada alrededor del año 1450 d.C.

Las primeras referencias de este sitio fueron dadas por Joaquín Meade, en 1939. Las excavaciones comenzaron en 1962 por parte de la Misión Arqueológica y Etnológica Francesa en México. En 2001se conformó el Fideicomiso Arqueológico Tamtoc, conformado por Gobierno del Estado de San Luis Potosí, Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y Fomento Cultural Banamex. Gracias a esta unión de esfuerzos se han venido desenterrando, poco a poco, los misterios de la cultura huasteca.

Estudios recientes sugieren que Tamtoc podría ser el asentamiento de la mítica Tamoanchan (de la lengua tének U tamu an chan, “Me encuentro con la serpiente”). Ya, algunos arqueólogos e historiadores han afirmado que el panteón tolteca se originó con deidades huastecas.

El pasado 14 de julio, el historiador José Antonio Cruz Álvarez ofreció, a través de la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Tampico, una conferencia sobre Tamtoc, dedicada a la memoria de los investigadores Lorenzo Ochoa y Guy Stresser-Péan. Entre los datos más importantes se mencionó el hallazgo de un calendario lunar (Monumento 32), con una simbología relacionada con el planeta Venus.

Quienes estuvimos en la conferencia, compartimos además la experiencia del arqueólogo Guillermo Ahuja Ormaechea (una nota suya sobre el Monumento 32 aparece en la revista Arqueología Mexicana No. 79). Comentó que el estudio de la arqueología en México, en gran parte, ha estado guiado por el interés político, y que nuestro patrimonio arqueológico es tan vasto que, aunque el 30% del PIB del país se canalizara a la investigación, no sería suficiente.

En definitiva, la Historia no es estática. Se reescribe continuamente en la medida que los descubrimientos ofrecen nuevas interpretaciones de quienes hemos sido en el pasado, lo cual, es también una forma de reescribir el presente.

1 comentario: