La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

13.11.16

INFERNO

(mi corazón no deja)


veo una gran mancha blanca en las calles
(alzado el filo del juez)
tan alba como la nieve y una oración
ellos
van dictando quien entra al reino de los Cielos
tú sí  /  tú sí
tú no
¡perverso!    ¡perverso!
tu cuerpo se hizo de una sola forma
para amar de una sola manera
por un solo agujero
el que dictan las buenas consciencias
los de tu calaña penan entre rocas escarpadas
en círculos eternos
(antes allanamos la tumba de los Epicúreos)
no es muy distinta esa nube
¿sabes?
de aquella
más pura y más nívea que el queso crema
que no duda en romperle el cuello a mi hermano
y de aquel zapato
negro como un ataúd
donde el futuro sostiene su antorcha
es una época oscura
suena trivial
no hay nada nuevo en mi voz
pero no hallo otra palabra (ay cómo quisiera otra palabra)
oscura   
una cloaca destapada que hiede
¡mi hermosa madre!
los corazones son jaulas
y mi cuerpo tierra donde aún germina tu canto 

No hay comentarios:

Publicar un comentario