La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

9.8.15

Nueva epístola para Sylvia

¿qué decirte
hoy?
a dentelladas
esta caricia suave
                          en la areola
Latika sorbe la gota
del mar dulce    
                    un año más lejos
o cerca –según veas–
del momento de hilvanar mi propia sombra
entre las jarras de leche
el coágulo
sangriento
oscila en ropajes de niños
y sobre la barda esa mandíbula de vidrio
juraría que un hada
hizo en
mis tendones un sudario
que todas las nubes eran versos
traducidos al lenguaje de los pájaros
    acaso un sueño
te he escrito tantas veces
solo para despertar con este olor
a cera derretida en las manos
    mantequilla     pan de trigo
hay demasiadas aves muertas en la plaza
a quién le importa

la que arde como un árbol
¡mírala crecer
en el rabillo del ojo!
negro jardín de cicatrices
¿eras tú
quien me aguardaba en esa calle?
volví
antes de que el ventilador volara hecho pedazos
antes de que el cazador mordiera el cebo
antes de que el sol desplegara su muaré de plata
    sobre el fango
    blando orificio
    donde brota el ectoplasma
ven
puedes jugar a hundir el dedo
al fondo
del patio con doseles
–ese lugar común
vulgar como la lluvia–
mientras tus hijos corren en la hierba a cuatro patas
y lanzan
guijarros a mi cuerpo


No hay comentarios:

Publicar un comentario