La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

22.1.15

Manifiesto de la mujerloba

Celebro haber conocido a Silvia Favaretto, poeta italiana que mantiene una estrecha relación con poetas hispanoamericamos y que ha venido haciendo una intensa labor social y artística en eventos como el realizado el 28 de diciembre, en Venecia, en solidaridad con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa. Hoy quiero compartir una parte de su mensaje, mejor dicho, aullido, para celebrar la libertad femenina dentro del “Grito de mujer” (Grido di donna), en esa misma ciudad, el próximo 10 de marzo. Aquí sus palabras:

MANIFIESTO DE LA MUJERLOBA 


Celebramos a la MUJERLOBA, no como uno de los muchos arquetipos femeninos desde siempre existentes, sino como una elección de vida, una asunción de rol, una autoconciencia que guía hacia la independencia emotiva y material. La MUJERLOBA aglomera en sí una serie de modalidades que, a nuestro parecer, les permiten a las muchachas de hoy, jóvenes y no tanto, mirar hacia la propia vida y la de los otros de una forma más ventajosa. Explicamos el por qué de esto y definimos la MUJERLOBA empezando por lo que NO ES:

1. La MUJERLOBA no es una mosquita muerta frágil y delicada: ella no se queja, gruñe. Frente los obstáculos no se retira percibiendo su debilidad, sino que encuentra sus fuerzas, aun con sus otras hermanas de la manada, para agredir al miedo y matarlo.

2. La MUJERLOBA no rechaza a la que no es MUJERLOBA: la escucha, se hace cargo de ella, la ayuda como puede dándole razones para de veras creer que volverse MUJERLOBA nos fortalece, revitaliza y vuelve más autoconcientes.

3. La MUJERLOBA no es una muñeca bonita a la merced de la mirada masculina: es independiente del juicio ajeno porque ya ella ha emitido un veredicto positivo hacia sí misma. No porque es perfecta, sino porque lucha a diario para mejorarse y mejorar el mundo en el que vive, y por eso está satisfecha consigo misma y en paz con su ser.

4. La MUJERLOBA no es una criada servicial y dependiente de su compañero: está con él porque lo quiere, no porque lo necesite; ha sabido despojarse del rol asistencial y subordinado que ha heredado tras siglos de sumisión. Ama y cuida de su pareja y de su prole, pero sabe también recortarse unos espacios en los que afirmar su personalidad y sus derechos, no sólo civiles sino familiares también.

5. La MUJERLOBA no es una infractora: es un pilar, que sostiene a sus hermanas y a las necesidades de la manada, disponiéndose a la escucha, también del diálogo mudo de las necesidades ajenas.

6. La MUJERLOBA no es una desaliñada que no cuida de su aspecto, ella es simplemente conciente de su potencial y de su fuerza interior: no necesita ostentar sus senos y sus piernas para ser tomada en consideración y para que se le considere de valor. Ella cuida de su apariencia, pero más aún apuesta sobre su inteligencia, su cultura, su empatía, para que se le valore como ser humano capaz y digno más que como objeto que capta interés sexual.

7. La MUJERLOBA no necesita ser ostentosamente sensual y agresiva: es su carisma que la vuelve radiante y es su claridad que le hace percibir que está bien consigo misma y con los otros.

8. La MUJERLOBA no está constantemente enojada: es cierto que se rebela a los falsos moralismos y a la ignorancia, pero su indignación no deriva en brutalidad. La MUJERLOBA con determinación se organiza para alcanzar las metas de hermandad, autodeterminación, independencia emotiva, fortificación a través de armas como la cultura, el compartir, la reflexión, la alegría.

9. La MUJERLOBA no es una postfeminista que odia al hombre: sí, emprende una batalla, pero no contra el hombre, si no a su lado. Ella reconoce los hombres justos, los acoge, los defiende, se deja acoger, se deja defender, ama al hombre de mentalidad abierta y solidaria y lucha para y con él. El único enemigo de la MUJERLOBA es la ignorancia, la pasividad, la prevaricación, que son elementos que transcienden el género sexual.

10. La MUJERLOBA no es autoritaria e invencible: ella tiene dificultades y dudas, como todos, pero después de haber reflexionado y ponderado con atención, y haber tomado una decisión, no se pierde en inútiles reconsideraciones, ella sigue su camino asumiéndo la responsabilidad de sus decisiones y de las consecuencias de estas.

Talvez tú también eres una MUJERLOBA, sin haberte percatado de ello. Si sobreviviste a stalking, acosos físicos y verbales, si supiste defender tu autoestima y tu dignidad cada vez que te han tratado como una incapaz y una estúpida. Si has criado a un hijo sano y equilibrado aun siendo quizás madre soltera. Si te has resistido a los persuasivos fantasmas de la anorexia y de la cirugía estética, si has elegido libremente a tu pareja y supiste mantener entera una relación que parecía caerse a pedazos, porque pensabas que realmente valía la pena. Si obtuviste el lugar de trabajo que merecías utilizando sólo tus capacidades e ignorando envidias y difamaciones, si tuviste el valor de romper una relación y enfrentar la soledad con tal de no arrastrar un amor que ya no es amor, si defendiste de cualquier forma a las personas más débiles, sean ellos hombres o mujeres, si te esforzaste para difundir la cultura de una mujer autónoma y finalmente contenta consigo misma, entonces YA ERES UNA MUJERLOBA. Sólo tienes que aullar con nosotras y RECONOCERLO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario