La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

1.8.14

Poetazos, qué son, con qué se comen

Publicado en La Razón. Tampico, Tamaulipas, viernes 1 de agosto de 2014.

Onomatopeya Producchons, Así como lo oyes, es la firma editorial que representa este proyecto lúdico-literario, el cual consiste en editar miniplaquettes de poesía y narrativa, ilustradas por artistas visuales mexicanos, que vienen en una bolsita con dulces regionales. Nos Encontramos, así, ante la única editorial nutritiva de México.

Esta original propuesta se echó a andar a mediados de los 90 por los Rafaeles: Cárdenas Aldrete (el que primero concibió el proyecto) y Ávila Lozoya † (que se unió para darle mayor alcance), de Monterrey y de Chihuahua respectivamente. Desde el 95 hasta que se acabó el siglo, refrescaron la atmósfera cultural Chihuahuense; además abarcaron ciudades como México y Monterrey

En esa primera etapa se editaron 40 títulos (y otros tantos de arte-objeto); en total, de distintas maneras, participaron 142 artistas e intelectuales. Ahora, con renovada energía, como parte del apoyo del Programa de Publicaciones impresas Raúl Rangel Frías 2014, Rafael Cárdenas abre un nuevo capítulo de los Poetazos.

Poesía, cuento, fotografía, pintura, cacahuates, confituras, una variedad de sabores y texturas literarias, que alberga autores como Dolores Castro, Guillermo Samperio y Reneé Acosta, se ofrecen en un palo al estilo de las manzanas acarameladas y los algodones de azúcar.

La idea original, relata Cárdenas Aldrete, era hacer casetes con poemas leídos en voz alta, con efectos de sonido, por eso el nombre Onomatopeya Producchons, Así como lo oyes, sin embargo, explica: “decidimos irnos por los Poetazos ya que calculamos que sus alcances serían mayores porque en la promoción de la lectura y el arte no se puede tener el lujo de perder un lector, y la estrategia que emprenderíamos así nos lo garantizaba. Creo que no nos equivocamos, al menos no mucho, ya que estuvimos activos del 95 al 2001”.

En 2005, mientras planeaban retomar el proyecto, Rafael Ávila falleció por un problema de salud.

Con la participación de Elpidio Alcántar, las miniplaquettes han vuelto a circular en el noreste del país, yo diría, a un ritmo vertiginoso. Hasta el momento llevan 18 nuevos títulos. Cada diseño es único, hasta el colofón es ingenioso y, huelga decir, divertido. La bolsita incluye separador y dulces.

Si te interesa saber más o ponerte en contacto con los editores puedes ingresar a su página www.poetazos.com, buscarlos en Facebook o escribirles a       losoriginaleslosunicos@poetazos.com


Por mi parte, ya tengo mi nombre en la portada de un Poetazo, que lleva por título “Canciones de espinas”, con lo que compruebo que “la poesía sí vale un cacahuate”.    



2 comentarios:

  1. Muy buen resumen de una larga actividad.

    ResponderEliminar
  2. ... les decia que grata sopresas nos acechan , ayer los descubri en un bazar del d.f. y me los adjudique todos ( 4 ) me decidi con solo leer unos 4 renglones del primero que abri.. los investigue y me convencio el concepto ... felicidades.

    ResponderEliminar