La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

23.12.12

El Universo de Haku


2012 fue el año número cuatro de Haku en esta vida, un periodo, según los teóricos de la conducta, en que los hijos juegan a hacer las cosas que hacen los padres. ¿Qué podía esperar de él? Entre sus divertimentos favoritos está el de fabricar libros, afición que se vio retroalimentada dentro de los talleres de La Regia Cartonera, en los que he colaborado los últimos meses. Haku ama los libros y (me complace decirlo) no porque se lo hayamos “inculcado” en casa, sino por una naturaleza interior que le hace buscar el conocimiento incesantemente. Así, se ha hecho de su biblioteca personal y, aunque no sabe leer aún, aprende con mucha rapidez lo que leemos para él. Más allá de la simple imitación, ha creado un universo rico en imágenes con un lenguaje propio.
     En unos días más mi pequeño artista cumplirá cinco años. Aquí hago un inventario de relatos y poemas que Haku ha creado, en algunas tardes de juego, y que he tenido el acierto de anotar. Él me dice: “yo invento y tú escribes”.

ABRIL                                                            

La Gallaba
Había una vez una Gallaba, era un animal que caminaba en el espacio a la velocidad de la luz. Ese animal era de un planeta que estaba en la galaxia Búfala. Luego, Júpiter chocó contra esa galaxia y se metió dentro. Luego pasó un cerdito caminando en el piso de su casa naranja.

MAYO

Otro sol
Un día, iba corriendo y tropecé con una cáscara de Sol. Esa cáscara de sol explotó en muchos colores, muchas virutas de sol. Era un sol rojo muy caliente como el nuestro, pero era el sol del planeta de los Supermanes.


JUNIO

Ciudad de México

Esta es la ciudad más grande del mundo
parece una máquina
se cayó
esta ciudad más grande es muy tramposa
porque tiene brazos y llantas
es muy extraña
mírala
se puso de cabeza


OCTUBRE

La montaña de los zombis de terror

Había una vez un niño que no iba bien sentado en el camión y entonces llegaron los zombis y se lo comieron, porque los zombis se comen a los niños que no van bien sentados. Entonces llegaron más zombis, pero murieron por la enfermedad de los árboles. Estos árboles eran muy poderosos, y no eran como los árboles de 2012, éstos habían nacido con muchas espinas y atacaron a los zombis. Alguien le lanzo un cuchillo a la cabeza a un zombi. Así siguió el combate. Pero los zombis se regeneraban. Hasta que de pronto ya no se regeneraron y se murieron todos.
Estos zombis vivían en una montaña y eran extraterrestres, se llamaban “stars”, tenían cuernos y vivían en el planeta Marte, pero era otro planeta rojo en el que había montañas. Un día empezó una batalla entre los zombis y los humanos;  los humanos eran los que iban a ganar. Los humanos eran gigantes y los zombis eran pequeñitos. Iban cargando una roca gigante y pesada con la que los aplastaron.


NOVIEMBRE

El meteorito

montaña perdida en el tiempo
chocó contra un meteorito
dinosaurios invisibles
todos los dinosaurios desaparecieron de la faz de la tierra
fue un misterio
un cráter como bola
un círculo perfecto


DICIEMBRE

Juana y el lobo

 Había una niña que se llamaba Juana Inés de la Cruz. Su abuelo tenía una biblioteca muy grande.  Un día su mamá le dijo que le llevara frutas a su abuelita. Juana Inés se encontró al lobo feroz y él se la comió.







1 comentario: