La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

13.10.12

Poesía y tecnología


Con el fin de redactar mi ponencia para el IV Encuentro Nacional de Escritores  Jóvenes, de CONARTE, realicé una breve encuesta entre diversos escritores y amantes de las Letras; aquí algunas de las respuestas de quienes tuvieron la disponibilidad de responderme. El ensayo puede leerse en mi otro blog: http://marisolvera.blogspot.mx/2012/10/poesia-es-aqui-o-de-como-todo-intento.html


PREGUNTAS

1- ¿Qué efectos ha tenido el uso de las herramientas tecnológicas actuales en tu escritura creativa?

2- ¿Has empleado las redes sociales y blogs como medios para la creación y/o difusión de tu obra?, ¿en qué aspectos ha sido positivo y en cuáles ha sido negativo?

3- ¿Cuál crees que sea el futuro de la Poesía?


RESPUESTAS

Arturo Castillo Alva (Tampico, Tamaulipas)

1.- Creo que ninguno. 
2.- Por supuesto que no. 
3.- De la poesía de los demás, no sé. De la mía, desaparecer.


Edgar Valencia (Xalapa, Veracruz)

1.- En la escritura no ha tenido ningún efecto del que yo sea consciente. Para la lectura ahí sí, me ha ayudado a encontrar textos que buscaba y otros que no. 

2.- Ni uno ni otro. Son cuestiones de personalidad y sé que no la tengo para hacer difusión de lo que escribo. Las uso para mantenerme informado y para estar con los amigos, pero no para atosigarlos con textos.

3.- Ni idea. Creo que seguirá existiendo, y los poemas también, aunque no proporcionalmente. 


Antonio Constantino (Torreón, Coahuila)

‎1.- Darme cuenta de cómo cualquiera, por medio de lo mencionado, se atreve a publicar lo que sea como si ser poeta fuera la necesidad de externarlo; a un escritor verdadero lo único que le importa es la poesía en sí. Dichos medios le restan seriedad a las letras cuando antes publicar, promover una obra, era lo más reducido posible a los verdaderos intérpretes de la literatura.

2.- No, jamás. No lo haré nunca, por nada, aunque hay obras necesarias que deben ser dadas a conocer por los debidos conductos, con la seriedad que merecen.

‎3.- El futuro de la poesía está en donde siempre, sobre los escritorios y partituras de los poetas, en ningún otro lugar. La poesía existe por naturaleza, es sencilla y fácil de concebir, sentir, en todas sus formas; no tiene nada qué ver con el millón de talleres que toman los farsantes para que sus textos les queden de tal o cual manera o se note que tienen técnica de salón. Poesía no es el millón y medio de ensayos, concursos, lecturas que se le han atribuido por parte del otro millón y medio de gentes que pretenden creerse que alguien auténtico les cree que tienen una puta idea de lo que es un poema.


Reneé Acosta (Chihuahua, Chihuahua)

1.- Las herramientas tecnológicas me han permitido mejorar la rapidez de mi escritura y de la investigación para la misma, así como el conocimiento para ampliar mis horizontes temáticos y de información.

2.- Básicamente utilizo las redes sociales únicamente para la difusión de mis logros literarios y para enterarme de convocatorias. Las redes sociales me han quitado mucho tiempo para escribir y me distraen. Actualmente procuro no usarlas con tanta frecuencia.

3.- Creo que el futuro de la literatura, como en el pasado, yace en la labor interior del escritor. Mucha gente puede conocer tu obra por internet, pero ¿cuántos pueden apreciarla? Mucha de la apreciación artística de la poesía sigue dirigiéndose en base a tendencias literarias de elites culturales, que también coinciden con elites políticas y tendencias del poder. De esa manera la poesía se ve limitada. Ese es también el motivo de que no exista mucha poesía femenina considerada seriamente poesía. La poesía seria, aún se cree, es escrita por hombres. Esto es una tendencia que tiene que ver con la política, la cultura, la sociedad y muy poco o nada con la estética. Igualmente, una obra que busque orientaciones personales será rechazada abruptamente en esta clase de sociedades machocráticas donde el poder económico y político se impone


Héctor Herrera (Torreón, Coahuila)

1.- Las herramientas tecnológicas han venido a simplificar muchos procesos que tradicionalmente se usaban ante la creación de nuevas obras; permiten que haya cierta rapidez y precisión en la corrección de estilo o de rehacer, incluso, parte de la obra o toda si se deseara, sin tener que empeñar demasiado esfuerzo en ello; pero esa personalización que brinda la tradicionalidad ha ido desapareciendo: la escritura a mano, con máquina de escribir, las correcciones manuales, el uso de hojas de papel, cuadernos, diarios pasa irremediablemente a un segundo término ante tantas facilidades tecnológicas actuales. Muy pocos creadores quedan apegados a las formas tradicionales, sea por la costumbre o la sensación que provoca hacer las cosas 'análogamente'.

2.- Sí, he usado blogs y redes sociales y, aunque por un largo tiempo las he dejado de lado, sigo considerando que son unas de las herramientas principales para la difusión de mi trabajo. Durante el tiempo que las he usado como tales, positivamente, he conocido algunas de las opiniones de las personas que visitan mis sitios y leen mi trabajo, obteniendo una respuesta que no tengo directamente de un maestro o tallerista. No sólo personas de mi entorno inmediato, sino de otras partes del país, del continente o del mundo puedan leer y opinar. Gracias a ello he conocido también otras propuestas diferentísimas e interesantes. Incluso dejas de recurrir a las formas 'tradicionales' de publicación en donde sueles pasar por un engorroso proceso editorial. Lo negativo que veo, quizás, es la falta de tiempo en la actualización de contenidos y que muchas veces estos andan vagando por la red como si fueran cosas sin dueño; con frecuencia no se acredita la autoría por parte de quién comparte las obras, igualmente se van perdiendo tradicionalismos como tomar un libro.

3.- Si bien la poesía no tiene un rumbo bien definido en cuanto a alguna corriente específica, desde mi punto de vista, dado que hay muchas vertientes que la hacen todavía boyante y dinámica, con siempre algo nuevo que ofrecer, seguirá caminando con el futuro que le rodea. Es el primer acercamiento que se tiene literariamente hablando, al menos en México, donde la poesía (sobre todo la épica, la clásica y la nacionalista) suele ser enseñada aún en las escuelas para dejar esa semilla de amor a la Patria y a sus símbolos; a raíz de esto se da el conocimiento de la poesía también como una forma de expresión de ideas y emociones. La poesía contemporánea toma más los temas del descubrimiento de lo desconocido. Siempre habrá distinción entre dos grandes grupos que, a mi forma de ver las cosas, predominan en la poesía contemporánea y de otras épocas: los poetas 'de escritorio', aquellos que publican en las grandes revistas, usando formas clásicas pero coherentes con la modernidad de los temas (aunque hay quienes rescatan los temas mitológicos o historiológicos) y los poetas innatos, 'de la calle', que con la asesoría de los talleres de creación literaria, e incluso con nula instrucción en este rubro, se lanzan (nos lanzamos) al ruedo poético a escribir versos que terminan siendo tan o mayormente alucinantes como los de un buen escritor con doctorado en letras; en estas dos vertientes las temáticas poéticas provienen de diversas partes pero la que termina siendo más social y política, de protesta, más contestataria o revolucionaria, viene siendo la poesía de los segundos. El rumbo de la poesía es reacomodarse. Los cimientos siguen siendo los mismos clásicos que todos leemos.


Erika Said (Tampico, Tamaulipas)

1- Pues yo crecí escribiendo en la computadora, ahora llevo un diario a mano y me parece un suplicio mantener la escritura por largos periodos de tiempo, en cambio en la computadora puedo pasar horas y horas. También hace poco meditaba sobre la diferencia que esto puede hacer con los que escriben a mano, pues al escribir con todos los dedos sobre el teclado, cargando al texto de un cierto ritmo, es casi como componer música, pero con palabras. Además a nivel estructural me es más fácil acomodar los textos, haciendo un pastiché cuando copio un párrafo y lo pego encima del otro con el fin de afectar el orden para mejores resultados lógicos, auditivos, ese tipo de cosas.

2- Sí. Inicialmente abrí un blog para poner mis textos creativos, más tarde se hizo como una revista electrónica donde subía articulos sobre temas varios, reseñas de libros o de películas, ensayos, poemas míos y de mis autores preferidos, crítica musical, y eso me dio un cierto número de lectores con diversos intereses, lo cual me hace sentir que no escribo al aire, que alguien me lee. También considero a Twitter una herramienta muy útil, no solamente por el tipo de información que uno recibe, sino también porque, al elegir a quién se sigue, uno tiene la libertad de convertirse en lector de lo que le interesa. Yo procuro "seguir" a personas que escriben poéticamente principalmente porque me inspiran, el goce de esa lectura genera una necesidad por corresponderla, y entonces paso mis insomnios haciendo aforismos o twits con mucha carga poética. Aunque tengo pocos seguidores, cada uno de ellos es un lector seguro, cuando me favean una frase, me estimula porque sé que de alguna forma escribí algo que estuvo en consonancia con alguien más, ya sean uno, dos o diez lectores.

3- Esa es una pregunta profética y no me considero capaz de acercarme ni remotamente a la respuesta. Pero creo que esos miedos sobre la desaparición de los libros, de la poesía, no pasarán a ser más que otro miedo como el que le teníamos al fin del mundo en el año dos mil, o a las predicciones mayas a principios de este año. Creo que probablemente habrá más formatos, más plataformas, más opciones para leer poesía, pero lo más seguro es que el poema mantenga su estructura primigenia, pues es la que nos ha acompañado a lo largo de los siglos. Eso sí, creo que seguiremos siendo pocos sus lectores, menos que hace unos siglos, pero los mismos que somos hoy, pues aunque siguen creciendo las formas de promoción de la poesía, también sigue creciendo el número poblacional, y si uno es relativo al otro, básicamente nos quedaremos como estamos ahora.


Alicia Mexa (Ciudad Jiménez, Chihuahua)

1-   - - - - - -
2- De hecho, así empecé a difundir mi poesía, en un blog al cual a veces llegaban comentarios positivos sobre mis textos, lo que me produjo aún más seguridad en lo creado, más lo que a veces parece ser el paraíso de las redes  ha sido un espejismo en cuanto a acaparar más lectores o más adeptos a la poesía,  definitivamente, hablando de las herramientas tecnológicas a nuestro  alcance, son un medio para plasmar el producto de una inteligencia creativa, la poesía es un mundo que penetra a un submundo inconciso cuando se coloca  en las redes sociales, porque ahí la poesía es víctima de todo tipo de entendimiento, y su fragilidad, fortaleza, textura, belleza, calidad, difícilmente podrán ser apreciados en su totalidad, porque naufraga a la deriva  en un contexto pluricultural en el cual parece pasar inadvertida. En contraparte, lo valioso de las redes es su rapidez de difusión y cobertura mundial sin barreras, lo cual a veces ha sido contraproducente en casos muy conocidos como con los poemas atribuidos a escritores famosos como Jorge Luis Borges o Gabriel García Márquez que circulan infinitamente en la red signados falsamente por estos artistas y que todo el mundo cree o piensa que son de ellos, solamente porque a alguien se le ocurrió escribirlos y echarlos a volar con las alas de nombres ajenos famosos; lo cual deja al descubierto la desinformación y el desconocimiento de la gran mayoría de las  personas en la literatura, aumentando el de otras más. Otra de las desventajas es que al subir tus creaciones a la red la expones al plagio, de  algunas de tus frases, de tus metáforas, de la evocación de palabras; deberás tener un afilado sentido para captarlo, o deberás tener tan desarrollada tu creatividad que nadie sea capaz de tomar “prestadas” algunas de tus palabras.

3- Para mí el arte es atemporal, la poesía es el género literario más profundo porque engrana toda la gama de sentimientos del ser humano con la estética, sintetizándolos en una magia que hace que los versos florezcan en todos los tiempos, eras y espacios. La esencia de la poesía es la misma siempre. Entonces, la poesía de ayer, es la de hoy, es la de mañana; las mismas palabras con diferente creatividad, eso es lo que varía: el grado de inteligencia para trasponer palabras, para que adquieran un sentido propio en mente de quien las lea, ya que quien las escribe les ha dado  el suyo. Los sentimientos humanos, han sido los mismos siempre… el amor no cambia, el odio existe, las razones nos dan la lógica para escribir sobre esos sentimientos; pero existe una causa inexplicable para escribir poesía, una lógica inversa de círculos sensoriales más allá de los límites de la existencia humana, la poesía es todas las cosas que podemos enumerar y ver, pero también  es mucho más de lo que no se puede ver ni nombrar;  la poesía es energía, movimiento,  siempre es, indudablemente del tiempo que sea,  la poesía es flor del espíritu, su atemporalidad la hace eterna. El poeta está sobre el antes, el hoy y el devenir de los léxicos, se puede ser poeta, aun sin palabras.


Ramiro Rodríguez (Matamoros, Tamaulipas)

1.- El uso de la tecnología me ha servido para mantener contacto con personas con intereses similares, intercambiar ideas acerca de la creación literaria contemporánea, agilizar el proceso de creación literaria y la facilitación del proceso de corrección y mejoramiento estilístico, establecer retos que me han ayudado a escribir más y de manera más concreta. La tecnología ha sido de beneficio para mi trabajo como escritor.

2.- El mantenimiento del blog me ha ayudado a compartir lo que escribo con personas interesadas en la creación literaria. El blog me ha servido para difundir mi obra con personas cercanas e, inclusive, personas a quienes no conozco y que se han acercado al apreciar mi propuesta literaria. No he detectado aspectos negativos con la utilización de estos medios, sino benéfica para mi creación literaria. Las redes sociales han contribuido de manera significativa a la difusión de la obra y al proceso de creación, sintiéndome comprometido con la actividad.

3.- Sabemos que la poesía no es para las masas. Es decir, muchas personas prefieren la lectura de textos narrativos o de otros géneros, dada la complejidad para la asimilación de la palabra poética. El poeta también debe ser un distribuidor de la palabra, ya que muchas veces las personas que se encargan de la promoción de la lectura recurren al texto narrativo, dada la facilidad para su comprensión. Los poetas también podemos ser distribuidores de la palabra, aunque esto signifique rasgarnos la piel en el esfuerzo para alcanzar los objetivos.


Carmen Amato (Ciudad, Juárez, Chihuahua)

1-Ha facilitado la publicación, la difusión y la promoción cultural, por la facilidad para hacerlo y sobre todo la rapidez para contactarse a cualquier punto del planeta. Con la escritura creativa directamente, el procesador es una gran ayuda y la consulta inmediata que puede hacerse a través del internet. El acceso a diversas fuentes de investigación.

2- Sí.  Los blogs, los he usado para promover eventos, para difundir más que lo propio el trabajo de otros compañeros. Aunque también otros compañeros a través de sus blogs han difundido mi obra.  Creo que ha sido positivo porque llega a una comunidad muy amplia conectada con las actividades que realizamos. Además está más allá de las distancias y del tiempo, incluso, porque es instantáneo el contacto. También nos ha ayudado a encontrarnos y conectarnos con  gente que no vemos hace tiempo, e incluso que no buscamos. No he pensado en nada negativo hasta ahora. 

3- Pues yo creo que la poesía va a existir siempre porque es parte no solo de los derechos humanos, sino también es una necesidad humana, una necesidad de expresión y de comunicación, y una necesidad creativa. Y las maneras de publicar o de difundirla variarán pero la poesía siempre encontrará su medio ideal y sus lectores.


Joaquín Peña Arana (Matamoros, Tamaulipas)

1- En mi caso, las utilizo como fuente de información, me permiten conocer qué se está haciendo, qué hacen otros poetas y qué se ha hecho con anterioridad. La Red me permite descubrir,  con cierta frecuencia,  a poetas cuya obra me era desconocida y acercarme a ella. Aunque no me considero dentro de algún tipo de corriente poética, la búsqueda me ayuda a experimentar con formas y contenidos. 

2- No al momento, no en poesía. Sólo tengo un blog sobre comentarios de cine (nació a partir de una colaboración para medios impresos del norte de Tamaulipas. Muy ocasionalmente incluyo en Facebook cuento o poesía breve, pero nada más. 

No he tenido, al momento, algún aspecto positivo o negativo a destacar. Quizás, lo que me sorprende es que alguien me diga que lee mi “Apuntes de Cinéfilo” porque le llega a su Twitter. ¡Alguien me lee!  Ya es algo. 

3- La poesía continuará, con poca o mucha difusión, pero continuará. Sobrevivirá. Es una mariposa perpetua que brota del capullo en nuestros corazones. Existan o no redes sociales o internet, la poesía trasciende. 


Raquela Barrón Alamilla (Tampico, Tamaulipas)

1.- Principalmente ha sido tener la facilidad de corregir y experimentar un poco con lo que estoy trabajando en ese momento sin hacer un desastre.

2.- Sí los he utilizado, sin embargo creo que hoy en día es un riesgo subir tu propio material a la red puesto que, como dicen por ahí, a partir de que lo subes se convierte de nadie y todos lo pueden usar a su beneficio. Sin embargo, tiene un alcance mayor, tristemente, de lo que muchos libros físicos pueden llegar a tener, y te permite accesar al trabajo de otras personas que pueden enriquecer tu propio proceso creativo.

3.- Creo que la poesía es la reina de la literatura y siempre lo será. Cada generación y época han traído y seguirán trayendo consigo más y más modos de enriquecer y, sobre todo, embellecer la existencia del ser humano.


Daniel Mondragón ‎(Altamira, Tamaulipas)

1.- La adquisición de vanguardismos o experimentación se hizo más frecuente y parte de eso me ayuda a ignorar el estilo impropio.

2.- Tengo un blog, el problema es que no existe ningún medio para el medio (internet), la información está desperdigada, y pocas personas lo frecuentan.

3.- Seguir creando frases inútiles, que confundan al enemigo y provoquen cierto afecto por una afinidad inexistente.


Eva Trujillo Ramírez

1- Me ha brindado la posibilidad de llegar con mis textos a mas gente y lograr entrar en el universo poético de forma mas ágil. bebiendo de este inmenso mar que es el ciberespacio sin limitacion de horarios ni días.

‎2- Sí, diariamente me adentro a él esperando que alguien espere por mis letras, dándome una pauta a seguir, sabiendo que es positivo lo que hago, pero en momentos este mismo espacio se torna negativo pues estamos expuestos; esta es la peor arma del mundo y la que más te deja expuesta.

3- Un día será la poesía la que tenga que regresarle la humanidad a este mundo de hombres devoradores. La palabra llegará de tal forma que sea la mejor arma para la paz, todo esto a través de la poesía y de labios de un soñador de mundos nuevos.


Mercedes López

No soy conocida. Escribo por gusto y necesidad. No sé si lo que escribo vale la pena pero ahí está. La computadora ha sido una compañera fiel que recibe, ordena y guarda, sin criticar, mis sentimientos.

1 comentario:

  1. Interesantes las opiniones, la tecnologia se a creado para el hombre y el que no la utilice esta equivocado. Las redes sociales creo que son una ayuda para acercarse a ese sector de gentes que no leen mucho. y finalmente la poesia no morira nunca, virara un poco, haciendose mas practica y matrialista.

    ResponderEliminar