La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

6.7.11

Sueño 5

Antonio y yo hemos venido a pedirle consejo al sabio.
.
El sabio es un hombre diminuto, cabeza enorme, brazos cortos, envuelto en una suerte de kimono negro estampado con flores rojas. Está recostado sobre un percudido sofá. Carraspea. Su voz parece salir desde un cajón cerrado.

Alamiaa es el creador, él hizo al mundo y a sus criaturas; nadie de nosotros puede ganarle una batalla. Pero no deben olvidar que antes de Alamiaa hubo una especie primordial, unos seres que han existido siempre, afuera del tiempo. 

Antonio y yo caminamos de regreso a casa.

Vemos la ciudad en ruinas. Pequeños simios rasgan las paredes, muerden a la gente, rompen las ventanas, escupen sobre el pavimento una baba gris. Edificios y autos se han vuelto monocromáticos.

Regresamos donde el sabio. Su voz emerge nuevamente de aquel cajón extraño.

Estos que han visto no son monos. Es la especie primordial. El tiempo de Alamiaa ha terminado. 


Soñado hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario