La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

16.10.10

de lo cotidiano II

Donde se prosigue la historia del infante Haku y las cosas que nuestra dama escuchó acerca de un extraño rey topo

Había llegado la antiheroína al interior del oscuro recinto, y viendo que era el infante Haku salvo de todo peligro, dirigiose a la joven ama del lugar para preguntar por la identidad de los extraños visitantes. Dijo ésta que eran guardias de un monarca de diminuto tamaño, último descendiente de una antigua raza de enanos con gran habilidad para moverse bajo la tierra. Nadie parecía conocerle la cara, puesto que este señor viajaba de un lado a otro cavando extensos túneles con sus propias manos, y mandaba siempre por delante a su séquito para que le guardase las espaldas, o más bien las narices.
.
Corría ya entre las provincias vecinas la fama de este rey topo, que así le llamaban los hombres, y aún más allá, en las regiones mojadas por el mar infinito. Nadie sabía qué país entre los muchos del planeta gobernaba, o si tenía súbditos aparte de estos guardias que en en todas las plazas emergían de pronto como una plaga.
.
Asombrose mucho nuestra dama de oír semejantes razones y se entretuvo largo rato en pensar qué rey podía ser ése que vivía en la oscuridad, desgarrando la entraña de las ciudades igual que un roedor insaciable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario