La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

11.5.10

La fragua de la vida

Publicado en La Razón. Tampico, Tamaulipas. Martes 11 de mayo de 2010.
.
Para Linda
y todas las mujeres-árbol
.
I

El útero, fragua en que se forjan los rostros, vasija que contiene la vida, primera casa del hombre e inicio de su destierro.

Escenario del milagro.

En la mar amniótica flota una masa de células. Un corazón se activa, espontáneo, como animado por un pequeño electroshock. Late. Se une al gran concierto orgánico: sinfonía gástrica, bombeo de pulmones, fluir de sangre incandescente.

II

Solos, desprendidos de la raíz. Rotos del árbol-universo que nos ha proveído de calor y alimento.

Caemos.

El recuerdo ante el vértigo de la caída nos hace sentir al borde del mundo.

Éramos ángeles soñando, sin tiempo, sin espejismo ni cuchillo, en lo alto de la fronda.

Ahora, trémulos y vulnerables, nos deslizamos hacia el tronco. Envueltos por la corteza tejemos nuestra esperanza. Con la espina hemos de perfilar un mapa –lo largo del camino, lo ancho de las lagunas– antes de regresar al vientre de la noche.

III

Ella es la noche –en su carne se levantan todos los úteros.

Escogedora de frutos, vigía del fuego del hogar, cazadora de aves y chacales. Domadora de dragones.

Tierra donde brotan el maíz y la vainilla. Selva que se llueve a sí misma.

Síntesis de la existencia.

Flor humana que abre sus muslos en la alcoba y en el quirófano.

Mujer jardín. Mujer fractal. Mujer océano.

Un pez salta desde la cresta de una ola, aletea sobre los arenales para sumergirse, otra vez, en el agua salobre de su cuerpo.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario